Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

GR-24: de la Laguna de Gallocanta al Castillo de Peracense

gr_grullasEl sendero de largo recorrido GR-24 es un viaje por el Sistema Ibérico en las provincias de Zaragoza y Teruel. En este caso se describe el tramo que discurre por la Comarca del Jiloca y que une dos de sus elementos de mayor interés: la Laguna de Gallocanta y el Castillo de Peracense, puede realizarse a pie, utilizando varias jornadas y parando a descansar en alguno de los alojamientos rurales de Blancas y de Ojos Negros, o también en bicicleta de montaña. En los siguientes enlaces es posible descargarse el track de la ruta, hay que aclarar que este trazado tiene algunas modificaciones con respecto al original debido a cambios existentes en los caminos utilizados.

Bello - Peracense (GR-24) Bello - Peracense (GR-24) Bello - Peracense (GR-24)
Enlace a Wikiloc Ruta en KML Ruta en GPX

gr_señal_belloEl recorrido parte de Bello, aqui el caminante tropieza con la ermita de la Trinidad y una vez dentro del pueblo con la Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad, del siglo XVI, que destaca por su altar mayor y su torre. Este es un punto idóneo desde el que visitar la Laguna de Gallocanta ya que aqui se ubica el Centro de Interpretación y también es posible tomar el sendero circular de la Laguna de Gallocanta y los lagunazos.

gr_camino

Grullas entre Bello y Torralba

Torralba de los Sisones, la siguiente parada, pone un toque morisco a la ruta. El municipio se organiza en torno al castillo musulmán semiderruído, también es el punto de entrada a la Zona de Especial Protección para las Aves de la Paramera de Blancas, paisaje que se recorrerá a continuación tras salir de Torralba, y en el que con suerte y paciencia podremos observar aves de gran interés ornitológico como la alondra de Dupont, los sisones o las ortegas.

El patrimonio arquitectónico que ofrece el GR-24 se incrementa en la siguiente población: Blancas. Destaca especialmente la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol. El templo se construyó sobre los restos de una fortaleza que se incendió en el siglo XIV. Las posteriores remodelaciones que ha sufrido la construcción hacen que en ella se perciban diferentes estilos. Las ermitas de la Virgen de los Dolores; de San Pascual Bailón y de la Virgen de la Carrasca, patrona de la localidad, completan los bienes eclesiásticos, si se quieren visitar se recomienda realizar el paseo por las ermitas de Blancas. Saliendo de la localidad merece la pena detenerse para visitar la sabina milenaria, que con sus más de 2000 años es testigo de los bosques que aqui se ubicaron en otro tiempo.

gr_smeneraPasando por Pozuel del Campo se llega a Ojos Negros y a las antiguas explotaciones mineras. Si se tiene tiempo merece la pena visitar este espectacular entorno siguiendo la ruta de las minas. Después, el camino alcanza Villar del Salz, ubicado en una depresión y próximo a la sierra Menera. Las dos ermitas, la del Santo Cristo y la de Santa Bárbara, junto con la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora son lugares a tener en cuenta en este tramo de la travesía. Sin embargo, el recorrido guarda lo más espectacular para el final a su paso por Peracense. La imagen del castillo del municipio, construido sobre un peñasco de rodeno, un mineral que se identifica por su color rojizo. Geomorfológicamente destaca la vista del cerro de cuarcitas de San Ginés, que llega a los 1.601 metros, y también es recomendable ver el segundo árbol monumental del recorrido: la carrasca de Peracense.

peracense2

Castillo de Peracense