Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Ojos de Fuentes Claras – El Poyo

los ojos de el poyoSe trata de un pequeño humedal u Ojo alimentado por surgencia de aguas subterráneas  situado en el límite de los términos municipales de Fuentes Claras y El Poyo del Cid y que se encuentra prácticamente oculto por la vegetación de la zona.

El humedal ha sido aprovechado tradicionalmente de muy diversas formas. Alrededor de los manantiales había un gran prado, centrado sobre todo en el término de El Poyo, donde crecían pastizales y prados, pertenecientes al Concejo.

El agua era canalizada a través de una larga acequia, denominada la acequia de los Ojos, que descendía lentamente hasta la márgen derecha del río Jiloca. A través de esta acequia se abastecía el lavadero de lanas de la localidad.

El camino para llegar hasta ellos nos lleva entre muretes de piedras que encierran pequeños huertos y eras. Algo más adelante nos encontraremos algunas charcas llenas de vegetación. Son un total de cinco masas de agua de pequeña extensión relacionadas entre sí por pequeñas acequias, entre las cuales se asientan campos de regadío y choperas que reciben el nombre de “Las Balsas”.

Humedales5“Los Ojos” constituyen la masa más extensa de este grupo y se localizan más al norte de Fuentes Claras, limitando ya con el término municipal de El Poyo del Cid.

Al igual que en Monreal, es un área muy utilizada en invierno por los milanos reales, por lo que no es raro poder encontrarse numerosos dormideros. También son comunes en la zona las garzas, mientras que en las acequias y en el propio humedal son frecuentes las truchas y,  sobre todo, la madrilla.

A pesar de la pequeña extensión de éste humedal, se trata de un agradable paseo por un entorno que rebosa agua y vida.