Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Sierra Palomera

Sierra-Palomera-Jiloca-Teruelret (Copy)La Sierra Palomera es una alineación montañosa que parece haberse originado tras el proceso de hundimiento que conformó la fosa tectónica Teruel-Calatayud. En realidad, constituye su flanco derecho en el tramo comprendido entre Bañón y Teruel. Esta sierra separa el altiplano del Campo Visiedo, colgado entre los valles del Alfambra y del Jiloca, y la amplia cabecera de este último valle.

red_natura_2000

mapa_sierra_palomera_pueblos

El tramo entre Bañón y Bueña constituye uno de los espacios naturales más interesantes del valle del Jiloca, incluido en la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria, LIC.

La zona protegida en el LIC se extiende principalmente por las localidades de Rubielos de la Cérida, Bueña y Bañón, abarcando también algunas hectáreas de Torrijo del Campo, Monreal del CampoCaminreal y Fuentes Claras.

mapa_sierra_palomera

El LIC se localiza en la parte septentrional de Sierra de Palomera. Se trata de una alineación montañosa en donde afloran materiales mesozoicos y pequeños campos de dolinas de origen kárstico. Alcanza en este sector una altura de 1.300 m., un poco inferior a los 1.529 m. del pico de Palomera, en el sur de la sierra. En el término de Rubielos de la Cérida encontramos una espectacular falla tectónica que atraviesa la sierra. Otro elemento morfológico y geológico interesante es el abanico aluvial de Sierra Palomera al sur de la localidad de Bueña.

A nivel paleontológico es muy interesante el yacimiento de pistas fósiles de Bueña.

Sierrapalomera02ret (Copy)

Las formaciones vegetales predominantes están constituidas por un encinar, muy degradado por una intensa sobreexplotación, para el aprovechamiento maderero, carbonero, pastoreo, etc. En la parte septentrional domina el quejigal, en ocasiones en formaciones mixtas con encinas. En la parte meridional encontramos sabinares de Juniperus thurifera bien conservados, como por ejemplo el sabinar de Rubielos de la Cérida, mezclados en algunos sectores con encinas. El resto del espacio está cubierto por matorral mediterráneo.

Lo más interesante son los extensos bosques de quercíneas (encinares y quejigales), bien conservadas en algunos sectores pero con evidencias de usos pasados. Destacan las formaciones de sabinar en la zona de Rubielos de la Cérida que, en ocasiones, se mezcla con encinas.

Los rincones naturales que podemos encontrar en este LIC son muy numerosos y variados a continuación tienes los sus enlaces para saber más sobre estos enclaves: