Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

La romería a la Virgen de los Poyales

ermita_poyales_1090x450La romería desde Villar a la ermita de la Virgen de los Poyales, en el término vecino de Ródenas, responde a una devoción que se remonta a varios siglos. Los quintos llevaban todo el camino la peana con la santa patrona, adornada con flores y guirnaldas, acompañados por la bandera y por romeros que, por promesa o devoción, iban también andando. Una vez allí se besaba la reliquia de Santa Bárbara antes de acercarse a la plaza de Ródenas acompañados por una charanga, donde se cantaba a las mujeres del lugar tonadillas provocadoras a las que ellas respondían persiguiendo a los romeros. Al atardecer, en las afueras del pueblo una procesión encabezada por la Virgen Dolorosa esperaba a los peregrinos, saludándose las banderas antes de concluir todos juntos la entrada en la población. Hoy se ha perdido practicamente la tradición, pero sí se celebran «Los Poyales» coincidiendo con las fiestas de agosto.

La ermita de nuestra señora de los Poyales es un pequeño templo de estilo mudéjar levantado en el s. XVI. Está realizada en mampostería y tiene una sola nave con una cubierta a dos aguas. Contiene una imagen de la virgen de los Poyales que data del mismo periodo que la construcción de la ermita: s. XVI y que actualmente se conserva en la Iglesia Parroquial.

Durante las obras de restauración en el año 2006 aparecieron un artesonado simple de tabla y tres suelos superpuestos de ladrillo. Bajo el último de ellos se encontraron 3 niveles de enterramientos correspondientes a otros tantos asentamientos ibéricos. Datados entre los siglos IV y V. Una cata realizada en el primer nivel permitió sacar a la luz un interesante hallazgo: Treinta urnas funerarias llenas de cenizas y abalorios y en tan solo un metro cuadrado de excavación. Tres de estas urnas han sido depositadas en el museo arqueológico de Teruel.