Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

La iglesia parroquial de San Juan Bautista

Plano_iglesia_villafranca

fachada_iglesia

La Iglesia Parroquial de Villafranca, dedicada a San Juan Bautista, es una construcción en mampostería y cantería del siglo XVIII, con tres naves de cinco tramos. La central se cubre con bóvedas de arista y las laterales con bóvedas de medio cañón con lunetos. Los brazos del crucero también se cubren de esta forma.

En él destaca la cúpula sobre pechinas, que al exterior se manifiesta mediante un cimborrio octogonal de ladrillo decorado. La cabecera, semicircular, aloja el coro y el órgano.

La torre:

De estilo barroco con influencias del mudéjar, se asienta sobre la base de una construcción anterior. El primer cuerpo, presenta aspecto robusto y forma cuadrangular, lo que junto con la presencia de algunas saeteras, hace pensar que en su momento tuvo carácter defensivo.Sobre él se levanta la parte barroca con dos cuerpos de ladrillo. El primero es ochavado y, sobre él, otro octogonal. Ambos tienen abundante decoración en ladrillo. El acceso a la Iglesia se realiza bajo la torre, a través de un arco apuntado.

Elementos destacables:

lunetos_675x450En el interior descubrirás una estudiada ordenación del presbiterio, ya que se ha adelantado el retablo mayor hasta el crucero donde recibe directamente la luz cenital desde la cúpula y deja un espacio tras él a modo de girola, donde se situó el coro. Este retablo, como los restantes, es del XVIII y en ellos se aprecia la evolución desde el barroco final al neoclasicismo. De la iglesia anterior se conserva el apreciable retablo de finales del XVI dedicado a la Virgen del Rosario, cuya imagen principal podría adjudicarse al escultor darocense Miguel Sanz.

Tiene uno de los más bellos órganos de la comarca, construído por Francisco Turull en el año 1734.

detalle_torre

Torre barroca

cúpula

Cimborrio octogonal de ladrillo decorado