Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Puente Romano Luco de Jiloca

Puente romanoPuente que tradicionalmente se le ha asignado cronología romana, situado en la confluencia del río Jiloca con el río Pancrudo.

El puente de Luco de Jiloca responde al prototipo de los denominados puentes de lomo de asno, de 35 m. de longitud, 3’40 m. de ancho y 5’30 m. de altura máxima. Presenta tres ojos con arcos rebajados, de los cuales el central es de mayor dimensión. Está construido con sillería y mampostería. Entre los arcos hay dos tajamares o arquillos de aligeramiento de 2 m. sobre los que se sitúan pequeños aliviaderos abovedados. El arco central es de 12’20 m.; el de aligeramiento de 1’60 m. y el último arco es de 4’50 m. Los tajamares son triangulares, y las pilas carecen de espolones. El tablero es apuntado, habiendo desaparecido los pretiles.

Puente Luco de Jiloca

Presenta un buen aparejamiento en sus sillares, sobre todo en las arquivoltas de las bóvedas y en las jambas de los arquillos. La unión entre los sillares, perfectamente labrados, se realiza con argamasa. Ha sido recientemente restaurado.

puente romanoPosiblemente, este puente formó parte de la vía romana que unía César Augusta y Cástulo.

Se ha datado tradicionalmente entre época republicana y el s. I d.C., sin embargo puede ser de cronología muy posterior. Está declarado Bien de Interés Cultural, con vigilancia del entorno.