Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Peirón de la Fuente Cutanda

Peirón de la Fuente CutandaSituado en la plaza de arriba, enfrente del edificio del Ayuntamiento/Trinquete, se puede decir que hoy en día es el centro de Cutanda

Las imágenes que nos encontramos son:

Retaurando y policromando la imagen de San VicenteSan Vicente Mártir, escultura de piedra artificial pintada al óleo.

Baldosa cerámica de Santa Ana y la virgen María.

El escudo de la villa, copia del antiguo sello céreo que utilizó el concejo, en barro cocido y esmaltado metálico

Construcción del Peirón de la Fuente CutandaSe ha mantenido la fuente de la reconstrucción anterior, anclando la nueva de ladrillos con una losa de hormigón visto. El fuste de líneas rectas intenta resaltar el baldaquino. La cornisa que le abre paso se realiza por hiladas voladas y por dos arcos de medio punto ciegos en cada cara, que apoyan en unos ladrillos en saledizo a modo de canetes. Las cuatro columnillas donde se apoyan las bóvedas de medio punto, tienen sección en ángulo recto, lo que realza el juego de luces y sombras, dando una sensación de ligereza en la fábrica de ladrillo que forma el conjunto. Las bóvedas de distinto diámetro se adaptan a la sección rectangular que de abajo arriba recorre toda la construcción. Corona la obra un tejado de mortero blanco con una pieza cerámica esmaltada en color cobre que hace de cimacio.

Peirón de la Fuente antes de 1972El peirón antiguo se desplazó hasta está ubicación, junto a la fuente,  por estar situado en el trazado de la carretera y por encontrarse muy deteriorado.

Fuente sin Peirón año 1996En 1978 un camión lo derribó y en la caída se destruyó la fuente y la estatua antigua de San Vicente y se construyó una nueva fuente en ladrillo perforado, desplazada de su situación original para evitar en lo posible otro accidente. Con esta nueva construcción desapareció también el gran pilón que servía de abrevadero y juego de los zagales. Los hielos destrozaron la fuente y en 1996 se volvió a reconstruir en piedra.

Tras una generación que no conoció el peirón en la fuente en Julio de 2005,  con los materiales costeados por la recién inaugurada Comarca de Jiloca y la colaboración de los vecinos, se recupero el peirón desaparecido en 1978.