Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Puente romano

Puente situado en la localidad de Calamocha, cuya primera fase es de época romana, sufriendo transformaciones en época medieval y en el siglo XVI. Forma un conjunto con el molino harinero y el martinete de cobre. Está situado sobre el río Jiloca, a la altura del actual casco urbano de Calamocha. No se puede atribuir una cronología segura a la obra, si bien se suele equiparar a la del Puente romano de Luco de Jiloca.

Puente Romano

Puente Romano Calamocha

Parece ser un resto del itinerario de la vía romana que iba de Cástulo a César Augusta. Está formado por un solo arco rebajado que salva el Jiloca; todo él es de sillería, su tablero es apuntado y no conserva los pretiles. Su actual fisonomía es posiblemente medieval, dado a conocer por primera vez por Almagro en 1952.

La construcción se ciñe al prototipo de puentes de perfil alomado de 7’7 m. de longitud por 2’6 m. de anchura. Posee un único arco, de 6 m. de luz, con dovelas de 0’6 m. de longitud. Está realizado en opus quadratum de piedra caliza, a junta seca, de buena factura, con enjarje entre la muratura de los estribos y las dovelas del arco. Esto permite retrasar en altura la utilización de la cimbra. Aguas arriba unos muros encauzan el agua hacia el arco.