Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Iglesia Parroquial de San Pedro Apostol

blancas_iglesia_6

La Iglesia Parroquial de Blancas, dedicada a San Pedro Apóstol, es un complejo edificio de orígenes románicos, ampliado sucesivamente en los siglos XIV, XVI, XVII y principios del siglo XX. Consta de tres naves irregulares de tres tramos, cubierta la central con crucería sencilla. La nave del evangelio tiene bóvedas de crucería de dieciséis nervios. La construcción tiene ábside semicircular, con vestigios románicos, consistentes en una aspillera y una cornisa de canecillos. Este conglomerado estilístico viene a completarse con la portada de gusto neoclásico (1864).

La torre se sitúa a los pies con dos cuerpos de mampostería y hermosa veleta de hierro como remate. Esta torre medieval en un principio estaba aislada, hasta que en las reformas de 1864 quedó unida.

blancas_plano_iglesia

Plano de la Iglesia

Fortificación medieval

Por su situación fronteriza, la fortaleza de Blancas sufrió durante los siglos XIV y XV, todas las guerras con Castilla. La fortificación de la localidad debía consistir en un recinto refugio en el que, posteriormente, se integraría la antigua iglesia. En la actualidad sólo se conserva una torre cuadrada, construida en mampostería y en la que se aprecian saeteras y restos de las ménsulas que sostenían una buharda y la puerta por la que se accedía a ésta, y parte de la fortificación en el ábside del templo.

Según Madoz, la actual iglesia de San Pedro, se construyó sobre el antiguo castillo. Para Carlos Buil Guayar y Ricardo Marco Fraile, existía una torre paralela, similar en todo a la actual, aunque inferior en altura y situada en la calle Barrichuela. Esta torre fue demolida hacia 1860 para la posterior ampliación de la iglesia, utilizando su material en la construcción del nuevo edificio.

 

blancas_iglesia_7

Fortificación medieval