Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Convento de San Valentín

convento de San ValentinEl convento de San Valentín está situado dentro del casco urbano de Báguena, en su extremo norte. Se distinguen en él dos estilos; el gótico y el barroco. Es un edificio de mampostería, cantería y ladrillo. La iglesia es de una nave de seis tramos con cabecera poligonal; cuatro tramos están cubiertos por bóvedas de medio cañón con lunetos y los dos tramos de los pies mantienen las bóvedas de crucería estrellada de la primera etapa.

Al exterior la iglesia es muy sobria, de mampostería, conventodestacándose solamente los contrafuertes y las sencillas ventanas de medio punto. Otro ala del convento forma un ángulo recto con la fachada lateral de la iglesia; en él se encuentra la portada principal que es manierista, de dos cuerpos y protegida por un tejadillo.

El primer cuerpo está formado por un arco de medio punto entre pilastras acanaladas y; en el segundo, un frontón partido aloja una imagen en forma de templete con un pequeño frontón a su vez.

El resto de la fachada, de mampostería, es de gran nobleza: tiene cuatro rejas de forja simétricamente dispuestas; en el piso superior hay una gran galería de arcos de ladrillo de medio punto, doblados y encuadrados entre pilastras y entablamento de ladrillo: finalmente, tiene una cornisa de ladrillo de considerable vuelo.

Plano Convento BáguenaLa capilla del Santo Cristo se construyó tras la autorización de 1603. Pocos años después esta Ermita se transformaría en el actual Convento de religiosas. El resto de la nave, cubierta con bóveda de cañón, así como el convento serían obras realizadas en el momento de la fundación, entre 1611, cuando se determinó su fundación, y 1617, cuando las monjas ya se trasladan a él.

La fachada se culmina con la típica galería de arquillos corridos. La portada, protegida por un tejadillo, presenta una composición de tipo manierista.