Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

La Caridad y yacimientos arqueológicos

La Caridad:

yacimiento ret (Copy)Con el topónimo de La Caridad se denomina al yacimiento arqueológico situado en el término municipal de Caminreal (Teruel), cuyos restos forman parte de un antiguo núcleo urbano de época romana, a través del cual se administraba el territorio del alto Jiloca durante los siglos II y I antes de Cristo. El yacimiento ocupa una plataforma ligeramente elevada sobre el cauce del río Jiloca, con una extensión total de 12,5 Ha, superficie muy superior a la habitual en los yacimientos de época ibérica de esta comarca, lo que parece indicar el carácter urbano o semiurbano del asentamiento. La destrucción de la ciudad se produjo a raíz de los enfrentamientos entre Sertorio y Pompeyo en el primer tercio del siglo I a.C. La urbe fue completamente destrozada por las guerras, lo que ha facilitado la presencia de abundante material entre sus ruinas. 

Nos hallamos en pleno ámbito celtíbero, en el centro de un camino histórico que comunica el Mediterráneo con el valle medio del Ebro y con la Meseta a través de la red fluvial –Turia, Jiloca, Huerva, Jalón y Ebro-.

03 La Caridad ret (Copy)

El yacimiento arqueológico está considerado como el más importante de la comarca del Jiloca, y uno de los más interesantes del Aragón romano, tanto por su estado de conservación como por la cantidad, variedad e interés de su cultura material. Esta ciudad, de la que desconocemos su verdadero nombre, fue descubierta en 1983 y constituye uno de los mejores conjuntos urbanos del período romano tardorepublicano en el valle del Ebro.

Representa un imprescindible testimonio del proceso de romanización de la Península Ibérica, puesto que la ciudad fue fundada tras la conquista de una gran parte de la Celtiberia -con posterioridad a la conquista de Numancia- y quedó despoblada tras la Guerra Sertoriana, uno de los episodios de las Guerras Civiles con los que se liquidó la República romana.

Aquí se puede ver un video explicativo  sobre el yacimiento de “La Caridad” de Caminreal:

Los yacimientos:

La comarca del Jiloca posee otros yacimientos arqueológicos muy interesantes. Los celtíberos residían en pequeñas aldeas, apenas una decena de casas adosadas y rodeadas de fuertes murallas, de las que se conservan números ejemplos en Sierra Menera, Gallocanta y altozanos del Valle del Jiloca. Eran aldeas de agricultores y pastores, como era habitual en todas las zonas montañosas, aunque también aprovecharon el abundante mineral de hierro que hay en Ojos Negros y otros lugares cercanos, dando honor a la fama de buenos herreros que tenían los pueblos prerromanos.

torregabasa ret (Copy)La llegada de las legiones romanas supuso un cambio muy sustancial del poblamiento. Para facilitar la romanización de los indígenas e imponer un nuevo sistema productivo surgieron las ciudades. La primera aparece en las terrazas fluviales de Caminreal, en la partida de La Caridad. Al compás de los acontecimientos históricos cambió la ubicación de la ciudad, desplazándose al cerro de San Esteban (El Poyo del Cid) o la Loma de Fuentes Claras. En las sierras continuaron los pequeños poblados, construidos habitualmente alrededor de una fuente o abastecimiento de agua estable.

presa (Copy)Desde entonces, la herencia cultural de la antigüedad ha perdurado, al igual que lo ha hecho el paisaje, influyendo y determinando las actividades humanas. El Valle del Jiloca ha seguido siendo el principal eje de comunicaciones, construyendo hermosos puentes y sacralizando algunos puntos estratégicos, como Entrambasaguas, en la confluencia de los ríos Jiloca y Pancrudo. Otras localidades actuales, como Calamocha y Monreal del Campo, han sustituido a los primitivos centros urbanos y en las sierras, pequeños núcleos herederos de los celtíberos siguen luchando por sobrevivir.