Turismo por la Comarca del Jiloca (Teruel)

Albadas de Fuentes Claras

albadasLas albadas de Fuentes Claras se cantan en la medianoche del 7 de septiembre, en la víspera de la festividad de la Virgen de los Navarros. Año tras año, los habitantes de Fuentes Claras se dirigían a la puerta de la Iglesia de San Pedro, en la denominada zona de la “costerilla”, y allí interpretaban una copla mirando hacia la iglesia. Cuando la acababan se tocaba un estribillo, solo con instrumentos, y luego se hacían disparos al aire, a modo de salvas, con trabucos y otras armas de fuego, que fueron prohibidas y sustituidas por tracas, que también acabaron por desaparecer.

Canta todo aquel que quiere hacerlo, que tiene un motivo o quiere dar gracias a su amada Virgen. Antaño se cantaban al término del baile nocturno, en torno a la una de la madrugada. Muchos recuerdan aún a los músicos de Manzanera, que durante años acompañaron a los intérpretes y amenizaron las fiestas.

albadasA falta de cantadores, durante un tiempo las albadas se dejaron de cantar, para resurgir en la década de los 80. Lo cierto es que, a tenor de lo que nos cuentan los informadores, ahora están bastante cambiadas.

Se interpretan sobre las 12 de la noche y han perdido espontaneidad desde que hace unos años se ha tomado como un concurso patrocinado por el Ayuntamiento en el que se premia al que canta la copla mejor y con letra más bonita. Cada intérprete, después de apuntarse y ser nombrado se coloca mirando a la puerta y, rodeado por los vecinos, canta dos albadas. Entre una y otra se toca un estribillo musical con acompañamiento de palmas.

El canto de las albadas en esta localidad es uno de los pocos (por no decir único) que se conserva vivo (aunque transformado) en la actualidad. Existieron en otras localidades, pero en todas ellas se han perdido. Una excepción es el intento de recuperar las albadas de navidad en Burbáguena, aunque no parece haber cuajado demasiado.